14 agosto, 2010

Un Fin


Todo está oscuro, no veo nada solo un negro absoluto que me rodea por completo, en un lugar tan silencioso que solo escucho un latido muy lento, como si estuviera semi-muerto… “Mi Corazón”. Quiero sentir algo, una pequeña brisa, un pequeño objeto o mejor aún, escuchar un latido junto al mío.
Tengo miedo nadie logra encontrarme o tal vez, nadie se percata de mi, de mi verdadero estado uno que llevo dentro lleno de angustia y soledad, donde todo el que me toma me deja tirado nuevamente, donde todo el mundo me llena de falsas ideas y esperanzas, donde todo nuevamente se vuelve negro en un lugar lleno de sufrimiento.
Quiero rodearme de rojo lentamente.
Me gustaría decir que esto es un adiós definitivo, pero aun no lo será, tal vez dentro de un tiempo mas, quien sabe cuánto, pero si estoy seguro que se acerca lentamente un adiós, solo espero poder terminar todas las cosas que quiero antes de aquello, para poder terminar este sufrimiento eterno.

1 comentarios:

gobiantao dijo...

MMM vaya oscuridad que vives... la imagen tiene una pequeña ventana con luz grata, qué significa esa luz en tu imagen... en realidad, ¿quién sabrá de ti?¿quién podrá tener la claridad suficiente para que se abran las ventanas?¿querrás abrir las ventanas?... No sé, me sorprendí contigo, encontré una persona muy valiosa, alguien con aguda inteligencia y un sentimiento muy profundo, de matices intensos y potentes, un abrazo leve desde mi oscuridad...

Publicar un comentario