23 septiembre, 2010

No Aguante


Por más que intente mantenerte con vida junto a mí y resistir día a día todas las brisas que me azotaban, en las que tuve que mantenerme firme y fuerte para mantenerte junto a mí, para que tu gotita, no resbalaras. Me temo que no lo logre, tomaste tu elección, decidiste resbalar y ser libre nuevamente, podrás recorrer, fluir, navegar por aquello que tanto deseas la “libertad” y encontrar donde posarte para lograr ser feliz, amada y respetada por aquello que tanto buscas, deseo que tu camino no sea muy largo y logres encontrar todas esas respuestas que necesitas pequeña gota.
Gotita, desde ahora solo pediré que te cuides y busques lentamente donde confortarte, no te dejes influenciar por la lluvia, los ríos ni los mares, piensa que será lo mejor para ti y cuida por siempre las cosas valiosas que te rodean. Y quien lo dice, tal vez más adelante nos topemos nuevamente en algún lugar del mundo y si es así, intentare no dejarte caer nuevamente.


Y es así como la brisa me hecho a volar nuevamente, esperado encontrar una pequeña respuesta…

1 comentarios:

gobiantao dijo...

mmm la gota siguió su curso natural?... vaya que cambios de estado tan predecibles y a la vez no esperados... mmm un abrazo y aquí estamos, consciente que eres un manantial del cual fluyen cientos de nuevas gotas que entregar y recibir,un abrazo

Publicar un comentario